Puede parecer extraño hablar de la necesidad de aprender a respirar cuando es algo que hacemos siempre, desde que nacemos y sin pensar, o ¿Quizás pensamos que ya sabemos respirar

Queremos darle a la respiración, no sólo la importancia vital (de supervivencia) que evidentemente tiene, sino también llevarla a su esencia energética e incluso, espiritual.

Respirar es vivir, vivir es respirar. Dependiendo de la calidad de la respiración, así será la calidad de tu vida.

Debemos cuidar los pulmones y mantener limpias las vías respiratorias, cierto, y hay métodos sencillos y eficaces para ello.

En otro aspecto y a causa del ritmo de vida tan rápido que se nos exige, hemos perdido la noción de la respiración natural teníamos cuando nacimos, con la consecuencia de sufrir importantes trastornos físicos, variaciones del ritmo cardiaco, desequilibrios emocionales e incluso nerviosos y mentales.

Ya que, además de cumplir las funciones fisiológicas propias de oxigenación del organismo, la respiración es un buen medio de autocontrol mental y emocional.

Una buena respiración tranquiliza el alma, refresca el espíritu y alarga la vida

Las personas que respiran de manera deficiente o bloqueada, acumulan permanentemente aire viciado en sus pulmones – que no se renueva – y se intoxican a sí mismas.

El organismo trabaja en cadena, y cuando algo trabaja con deficiencia, repercute en toda nuestra persona. Por medio de la respiración yóguica se consigue que todo el organismo funcione armónicamente.

El primer objetivo en la práctica del Yoga será, pues, recuperar la respiración natural, armoniosa y libre.

“si respiramos poco o mal, nos morimos poco a poco”

– Dra. M. Teresa Guardiola –

Es muy importante empezar a practicar una respiración lenta, rítmica y consciente.

En la medida que tu respiración se vaya haciendo mas lenta y profunda, lograrás tranquilizar toda tu persona.

Muy recomendable si:

  • quieres dejar de fumar
  • te sientes falto de energía
  • padeces resfriados frecuentes o asma
  • en el embarazo
  • tienes un ritmo de trabajo o de estudios muy fuerte
  • quieres mejorar tu rendimiento en el deporte
  • para la práctica del yoga

Yendo un poco más allá llegamos a lo que se conoce como la “ciencia del Pranayama”.

Necesitamos tomar las riendas de nuestra energía, para decidir libremente lo que nos conviene o no, es decir, hacia dónde dirigir nuestro destino y tener la fuerzas para ello.

Teniendo en cuenta que la respiración es la principal forma de absorber energía vital o PRANA, debemos respirar correctamente para absorberlo y saber cómo acumularlo y dirigirlo en el organismo.

Además el Pranayama es utilizado popularmente como una forma de acceder a la relajación profunda y a la meditación.

Por ello, el Pranayama  cumple un papel fundamental dentro del Yoga.

En Yoga Ashram se da una gran importancia al estudio y práctica de la respiración y para ello se procura:

  • El aprendizaje de los órganos y estructuras que intervienen en la respiración (nariz, pulmones, centros cerebrales…) y la función de cada uno de ellos.
  • Detectar lo que ayuda y perjudica a nuestra respiración, conociendo las fuentes de oxígeno y aprendiendo a establecer una higiene respiratoria en nuestros ambientes habituales, a la vez que tomamos consciencia de nuestros particulares hábitos respiratorios.
  • Cómo mejorar y cómo aumentar la capacidad pulmonar con ejercicios de rehabilitación respiratoria que limpian, recuperan la elasticidad y desbloquean los pulmones y vías respiratorias, a la vez que tomamos consciencia de nuestra capacidad de ser activos ante nuestra salud.
  • Acceder al control de las emociones y, a medida que avanzamos, a la esencia del misterio de la vida.

Con todo ello, descubriremos que, con el acto de respirar, acontece uno de los momentos más importantes de nuestra vida y, con ello, podremos acceder a un presente de plenitud y fe.

Hay que recuperar nuestra capacidad de respirar bien ya que es la más accesible y renovable fuente de energía de que dispone un ser humano.

Este curso es esencialmente práctico, dinámico, con ejercicios que aportan beneficios tanto físicos como anímicos, asequible a todo tipo de personas y está adecuadamente ilustrado con las imágenes y explicaciones que te ayudarán a una mejor comprensión y asimilación de los contenidos.

Descubrirás que “aprendiendo a respirar” tendrás siempre, muy cerca de ti, la mejor medicina.

Por necesidades de la práctica, este módulo se realiza en lugares escogidos por su calidad de aire y de prana. De ahí que se incluya un alojamiento en régimen de pensión completa.

Dirección: Swamini Danda Ananda Jaya Ma y Swamini Ajna Vamadevananda.

Swamini Danda, ha trabajado durante años en hospitales, para ayudar a la rehabilitación respiratoria con asmáticos.

SI quieres ver el comentario de una participante al retiro de respiración, sigue el enlace

Puedes aprender mucho más, en el Curso de Respiración que se imparte cada febrero en Yoga Ashram.

Om Shanti.