Saber vencerse a uno mismo logrando encontrar la Paz en nuestra mente, con la atención y el respeto que merecemos por el Ser que somos, es la motivación más bella que me ha dado el yoga.