Este es un retiro especial. Celebramos el final del curso con los compañeros y maestros que nos han acompañado durante los nueve meses de la Formación de Yoga, por todo lo que hemos compartido, por todo lo que nos hemos ayudado…

Como un viaje en el que dejas atrás tu casa, tu familia, tu trabajo y tu país por unos días, nos parece muy necesario dedicar los días del final de curso de formación a la convivencia, en un entorno privilegiado en plena naturaleza, sin horarios de trabajo ni obligaciones, más que las que dediques a tu persona, a tu salud, a tu libertad.

Se viven unos días como los vivirías en un ashram, con tiempo para la práctica, el estudio, el servicio a la comunidad, las reuniones de reflexión, los paseos solitarios…

En esos días de retiro también ampliaremos temas que se consideran esenciales en la formación, pero que requieren las condiciones que nos brinda el retiro.

Celebraremos lo aprendido y tendremos la perspectiva del trabajo realizado durante el curso, para encarar el futuro con objetividad y tranquilidad.

Temas

  • Los “panca jñanas”
  • La práctica del Zen
  • Zen dinámico: para liberar bloqueos, miedos e inseguridad.
  • Ermitage: Una oportunidad de encontrarse solo y reforzar la confianza con uno mismo en el “refugio” que nos ofrece la naturaleza  … para fundirse con los bosques, las plantas, los árboles, las rocas y los seres que allí habitan y ser, sencillamente, uno más.
  • Bhakti Yoga. 

Todo ello forma parte de una tradición iniciática que culmina con la entrega del nombre espiritual, para aquellos que finalizan la formación.