Ashram es un lugar de meditación y enseñanza tanto cultural como espiritual, en el que los alumnos conviven bajo el mismo techo que sus maestros. También se entiende como comunidad espiritual.

Hay de muy distintos tipos, desde grandes monasterios, hasta pequeñas estancias donde los estudiantes se reúnen con el Maestro para escuchar sus enseñanzas.

Las personas van al Ashram  a escuchar y a aprender las enseñanzas de personas nobles y sabias, con lo que aprenden a vivir en paz a través de la meditación y otras disciplinas basadas ​​en la práctica y en la devoción.

Se puede vivir en el Ashram o ser un simple punto de encuentro.

En los Ashrams en los que se vive, la vida es sencilla y tranquila para facilitar el estudio de los textos y la meditación.

En estos lugares se enseñan los contenidos de importantes libros que hablan de la autorrealización, como puedan ser los Vedas, las Upanishads, la Bhagavad Gita, entre otros textos de sabiduría, según la escuela y el Maestro que la dirige.

La actividad diaria se rige por una serie de horarios fijos que marcan cada una de las actividades.

Una parte de las tareas cotidianas se dedican al mantenimiento del propio Ashram.

Los Ashrams suelen estar abiertos a todo el mundo, sin importar la creencia religiosa ni condición social y, quienes los visitan, pueden participar de algunas actividades junto a los miembros que viven en la comunidad.

Los estudiantes ayudan a los gurús o maestros en sus tareas cotidianas tales como la preparación de las comidas o el lavado de la ropa y se consideran todos como miembros de una misma familia.

Ellos los acogen a condición que guarden respeto hacia el Maestro y al espíritu del Ashram.

A cambio, se espera que cada participante aporte sus dones y cualidades para mejorar el Ashram, así como un donativo para sufragar los gastos.

En un Ashram es el maestro espiritual, o bien su representante, quien toma las decisiones más importantes y tiene la última palabra en caso de que se origine algún tipo de conflicto.

Un Ashram es pues un santuario, una escuela de vida, donde hay un maestro y donde los discípulos se entregan al servicio y al estudio.

En nuestro Yoga Ashram no ofrecemos técnicas ni filosofías exóticas o especiales, sino que damos las herramientas para que cada persona encuentre la vitalidad y el conocimiento de su propio cuerpo, de su mente y de su corazón.

Practicar con honestidad y sencillez la interiorización, las posturas de yoga, el pranayama, la educación de la atención, …. proporcionará el acceso a esta infinita sabiduría interior que reside en todo ser humano, como una cualidad inherente a su propia naturaleza y será, a partir de este bienestar y alegría de uno mismo, que podremos aportar más bondad y paz a nuestro entorno.

Entendemos Ashram como una escuela de Vida.

Dirigido por Swamini Danda Ananda y Swamini Ajna Vamadeva, Yoga Ashram es un espacio privilegiado donde la experiencia y la seriedad son nuestro compromiso y nuestro deber, para ser fieles a los Maestros que nos han precedido, a la Ciencia del Yoga y a nuestra escuela.

Tenemos el honor de pertenecer a un colectivo de proyecto humano y científico, no lucrativo y de gran proyección social.

Velamos para facilitar un ambiente de silencio externo e interno y  para ello, intentamos cambiar el opinar, juzgar, criticar, desconfiar… por el escuchar, observar, investigar y aprender.

Por eso pedimos que, cada persona que acude al Ashram valore estas señas de identidad y se comprometa activamente en:

  • hacer que cada persona que entra al Ashram se sienta acogida, como si todo la estuviera esperando.
  • cuidar su expresión y ser asequible a quien pueda necesitarlo
  • estar presente, aunque sea sin “hacer nada”, simplemente estar disponible. Observar cómo aportar armonía y pulcritud.

Aprendiendo a dar, en actitud de servicio y desinteresadamente, recibirás el 1000 por 1 y la Vida! 

Swami Gushananda

Om Shanti