A menudo estamos orientados en buscar la belleza en toda clase de objetos externos pero, en el Silencio de la mente, del cuerpo y del corazón, podemos llegar a contemplar la obra de arte más magnífica que habrán visto nuestros ojos y sentido nuestra alma, en toda la vida.

Como dijo el gran maestro Eknath Easwaran:

 Cuando tu vida se convierte en una obra de arte, tu familia también se beneficia de ello a diario. Aunque seas la única persona de la familia que uses “herramientas artísticas” como la meditación y el mantra, también se beneficiarán tu pareja, tus hijos, tus amigos y, lo que es aún más interesante, incluso tus enemigos.

Éste es el verdadero arte supremo.

Cuando consigues estar en armonía contigo mismo, puedes vivir en armonía, con los demás y con tu entrono. Y sigue diciendo:

Me gusta mucho la música, pero, cuando algien me habla sobre una gran sinfonía que ha escuchado, me entran ganas de responderle: “Ojalá pudieras escuchar la divina sinfonía que oigo cada vez que mi mente se apacigua, inmersa en las produndidades de la meditación” 

Desde Yoga Ashram, deseamos compartir la belleza en cualquiera de sus formas, pintura, poesía, arte, música… la belleza que surge de la observación sin prisas, de la contemplación, de la consciencia pura, de la inspiración, de la armonía, de la meditación… en una palabra, de la delicadeza de la que es capaz el alma humana.

Éste és el más grande de todos los regalos, para tí y para los que te rodean. Vívelo, compártelo, disfrútalo. Escucha este mantra de Oscar Valls:

Desde la brisa suave, a la lluvia que cae, de la cara bonita hasta el llanto de un niño,…

Mira, mira, mira… re-encontrarás en cada cosa, un nuevo encanto

Desde el adiós de un amigo, o si un día estás triste, del silencio del bosque,

a los colores del fuego… Mira, mira, mira… re-encontrarás en cada cosa, un nuevo encanto

Felices Fiestas, feliz año nuevo.

Om Shanti