Hari Om That Sat,

Lamento ir siempre fuera de plazo, aclarar que no es por falta de interés.

Por un lado se debe al hecho de que estoy haciendo muchos módulos del máster este año y, a veces, cuesta llegar a todo pero he decidido hacerlo así y estoy contenta por ello. De este modo, la semillita ya está sembrada y ya va haciendo su trabajo.

Por otro, estoy respetándome y me estoy dando mi tiempo a sentir, a integrar, a ordenar y veo que es bueno para mí.

Quiero agradeceros a todos el fin de semana tan bonito que hemos tenido. Cuántas emociones bonitas hemos experimentado! Gracias al espacio que cada vez hacemos más nuestro practicando Karma Yoga, impregnándolo con nuestras lágrimas, canciones y risas, comiéndonos el suelo con nuestro interés en aprender y, en definitiva, compartiendo cada uno de nosotros aquello que nos hace únicos y especiales. Gracias a Danda y Ajna por conducirnos y crear esas condiciones que nos permite, de manera vivencial, conectar con ese ser interior nuestro donde no hay cabida para la oscuridad, donde todo es SAT – CHIT- ANANDA.

El mes pasado vislumbré que empezaba una nueva etapa en mi sadhana tanto a nivel Hatha como Raj y, tras estos primeros pasos de este mes con las asanas de equilibrio, puedo afirmar que no me equivocaba.

Me voy transformado con las enseñanzas de Patáñjali que ya siento en mi sangre y en mis células. Patáñjali ha sido fundamental para mi evolución en el Kriya Yoga, donde pongo especial interés en seguir sus indicaciones. Lo tengo en cuenta en las asanas pero en lo más importante, que es la vida, cuánto trabajo hay por hacer para limpiar tantas impurezas!.

Por otro lado, es fantástico ver esa infinitud que somos cuando sientes la paz de saber que has encontrado el camino y ves cómo se va iluminando a cada paso que das, la seguridad de sentirte acompañada y de saber que tienes herramientas infalibles (Satyam-Shivam-Sundaram). Valoras el camino andado hasta llegar aquí y ahora sólo es cuestión de caminar y disfrutar.

Tipos-de-Yoga-segun-Patanjali

Ahora me estoy dando cuenta que mi sadhana está experimentando el recorrido que estamos haciendo en Chakras.

Con Anahata Chakra amé las asanas de equilibrio y me amé a mí y a mi cuerpo cuando las realizaba. Presiento que con Vishuda voy a disfrutar.

Caminar con los ojos cerrados me conectaba conmigo al igual que la respiración del acordeón. Me siento cómoda con estos ejercicios, la atención era tanta en colocar bien los pies, tener el cuerpo relajado y no torcerme, que mis sentidos se abstraían del mundo exterior, llevándome al encuentro conmigo misma (Pratyáhara). Con la respiración del acordeón me ocurría lo mismo, sintiendo la energía entre mis manos y observando cómo los brazos se abrían solos con la fuerza de la respiración y el corazón se expandía.

Al descanso del flamenco, le tengo mucho cariño. Él me enseñó, al principio del año pasado, a conectar con mi equilibrio interior.  Desde entonces, con él concluyo mi rutina  de ejercicios de respiración. Me hace sentir como un todo, compacto, donde mente y corazón se serenan creando silencio interior.

He enlazado Utkatasana – Uttanasana con Parsva Utkatasana, marcando todos los pasos con respiraciones. Deshacía las asanas con mucho esmero, paso por paso, con especial atención en marcar Utkatasana con pelvis hacia delante antes de estirar totalmente la columna ya que es donde encontraba más dificultad. He encontrado muy interesante y completo este juego encadenado de columna: extensión axial – tracción – torsión al construir y a la inversa al deshacer, acompañado por el movimiento pélvico de retroversión y anteversión,

He podido sumergirme en Vriksásana ya que este año mi pie estaba, cómodo y relajado, apoyado en mis adductores y no tenía que preocuparme por sostener la asana. Esto me ha permitido jugar, observar y sentir cómo la postura se hacía cómoda con unos pequeños movimientos del sistema óseo y muscular como si mi cuerpo fuera moldeable como la plastilina. La postura se sostenía sola, sin tensión, y la articulación coxofemoral ganaba en apertura.

En Janurdwa Shirshasana, he sacado la tensión que el año pasado necesitaba hacer en hombros y musculatura del cuello para sostener la rodilla pegada al pecho. Gracias a las asanas que estiran los músculos de la parte dorsal del cuerpo, la alineación de columna y pierna estirada ha mejorado y el pie de apoyo en el suelo ahora puede estar relajado.

Así, en Supta Padangustasana he aprovechado para estirar bien la columna. El suelo hacía de regla y guía para aplanar  y estirar toda la zona dorsal del cuerpo contra el suelo desde el talón a la nuca, estirando las cervicales, al tiempo que mantenía la pierna estirada hacia mí o depositaba en el suelo. Era un placer sumergirme en la molestia de los isquiotibiales hasta que dejaban de molestar y la postura mejoraba aunque fuera sólo un poquito. Mi mente lo agradecía y salía más fortalecida y calmada.

Utthita Hasta Padangustasana era la asana de comprobación, en ella veía el trabajo hecho en las anteriores.

Quiero mencionar que no he trabajado Padangustasana. Ahora soy consciente del porqué. Mi mente la desechó, etiquetándola de imposible ya que Utthita Hasta Padangustasana ya era un imposible para mí. Ahora soy consciente de mi error, es como si las barreras de mi campo mental se hubieran caído viendo que el campo no tiene límites y está abierto a los 4 puntos cardinales. Poniendo la intención cada día un poco, un día aparece el milagro.

Infinitas gracias al yoga por todo lo que nos enseña y el poder y alegría que nos da.

Poco a poco se va integrando todo y va cambiando la perspectiva. Sé que estoy en el inicio de un largo camino. Hasta ahora, ha sido un preparatorio de cuerpo, mente, información. Podría decir que ha sido la parte de fe y confianza, ahora estoy entrando en la energía.

Patáñjali sigue acompañándonos, guiándonos nuestro camino.

Enumera 9 distracciones que agitan la mente y, por tanto, un obstáculo para aquietar la mente y estar en el momento presente. Se trata de:

  • las enfermedades
  • la apatía
  • las dudas
  • la falta de atención
  • la pereza
  • la lujuria
  • la ilusión o engaño
  • la falta de progreso
  • la inconstancia

Nos da 3 pistas para detectar cuándo surgen estas distracciones:

  • experimentamos angustia o depresión
  • somos incapaces de mantener la postura corporal correcta
  • somos incapaces de respirar con uniformidad

Ofrece 7 formas de neutralizar las distracciones:

  • Irradiar bondad, compasión, alegría y ecuanimidad hacia todas las cosas, tanto si son agradables o desagradables, buenas o malas (la no reacción)
  • Hacer una pausa al final de la inspiración y la espiración (pranayama)
  • Observar constantemente cómo se materializan las nuevas sensaciones (la no reacción)
  • Experimentar pensamientos luminosos libres de sufrimiento (cambio de perspectiva al convertirte en observador y ver que tú no eres tus pensamientos y sentimientos)
  • Concentrarse en cosas que no infunden apego (nos permite ver la naturaleza del yo y abandonar la ilusión de un yo separado del resto de la naturaleza)
  • Reflexionar en las percepciones interiores obtenidas en el sueño y los sueños
  • Absorción meditativa en cualquier objeto deseado (dhiana)

Muchas gracias por todas estas vivencias.

Om Shanti,

Pranidhana