Corazón despierta!
(Basado en hechos reales)

Noa se levantó muy temprano, todavía era de noche, apartó las cortinas del comedor para mirar el paisaje. estava todo cubierto de escarcha. Abrió un poco la puerta y siguiendo su impulso se dirigió al porche.

Sólo llevaba el pijama y sus pies descalzos se deslizaban sobre el suelo de madera. Pero no tenia nada de frío, conservaba el calor de las mantas todavía en su interior.

Miró al cielo, lleno de estrellas que se iban apagando a medida que empezaba a clarear por el horizonte.

Buscaba algún signo de movimiento: el viento, los gatos, los vecinos… pero nada de nada. Todo estaba impregnado de Paz, como si el mundo se hubiera parado, como si estuviera mirando un pesebre y se sintió muy a gusto.

amanecer

S’han tancat les portes de la nit,

S’han obert les finestres del matí,

I els estels van sortint un a un,

I els estels van marxant, un a un,

I el sol surt… I el sol surt

Jornaler d’un día sense nit,

Jornaler d’un dia sense fi

I el sol surt*

De repente, sintió un poco de frío y entro corriendo a casa.

  • Mamaaaa, mamaaa!! – Chillaba Noa
  • Despierta! Está todo blanco y brillante! Las haditas de Navidad han decorado el paisaje!
  • Oh! Qué bien! – Dijo su madre…

Pero la madre no podia dedicar demasiado tiempo a mirar el paisaje ya que tenía que preparar el desayuno para toda la familia, prepararse para ir al trabajo y todo lo necesario para que todos llegaran puntuales como cada día a la escuela y al trabajo.

Noa estaba muy contenta, se vistió de prisa para comprobar si el “tió” ya se había comido laspieles de la mandarina.

  • Mamaaaa! – Chilló de emoción. – Puedo poner más comida al “tió”? Esta noche se la ha comido toda!
  • Caramba Noa! Sí sí, ya le puedes poner – la madre sonrió y por un instante se olvidó de todas sus responsabilidades.  Pronto se hizo la hora de irse…
  • Noa, llevas el bocadillo en la mochila? – Sí!
  • Pues venga, te espero en el coche que si no llegaremos tarde.
  • Noa, se paró en el momento de cruzar el jardín, miraba el aveto de Navidad todo decorado, la fuente helada… Ahora brillava el sol sobre la escarcha… Cogió una hoja seca de roble toda cubierta de hielo, la miró de cerca para observar las estrellas que hace el hielo.

fulla de roure congelada

Hi ha un temps per cada cosa,

Però tu hi tens posada al cor l’eternitat

Hi ha un temps per cada cosa,

Però tu hi tens posada al cor l’eternitat*

  • Venga Noa! Que llegaremos tarde! – Noa se llevó la hoja en la mano.
  • Puedo enseñar la hoja a la escuela? -Es increíble como las hadas de Navidad hacen magia para hacer brillar toda la naturaleza, decía, mientras sonreía mirando el paisaje desde la ventana del coche.
  • Miraaaa!!! mamaaaa! El campo está lleno de angelitos sopladores! seguro que las hadas de Navidad los han puesto para nosotros, por qué no cogemos uno, lo soplamos y pedimos un deseo? Cómo se lo hacen para pensar en tantos detalles mamá?

La madre que ya tenía en la cabeza sus temas de trabajo a penas la escuchaba y no la respondió.

  • Mamaa! Que estás dormida?
  • Yo? no, por qué me lo dices? Venga Noa, salta del coche que llego tarde!

La niña saltó del coche muy vivaracha con la hoja de roble escarchada en su mano corriendo como una ardilla feliç hacia la escuela. La madre la miró hasta que entró y después…

En lugar de correr hacia su trabajo dió media vuelta hasta el prado donde había los angelitos sopladores.

Paró, respiró profundamente, cogió uno y deseó bien fuerte:

bufador angelet

Si tinc el cor adormit,

crida’m ben fort que no oblidi mai el crit,

Si tinc el cor adormit,

crida’m ben fort, que no oblidi mai el crit

I el sol surt… i el sol suuurt*

 (* lletra i música: Oscar Valls)

Gracias infnitas a todos los grandes maestros de la vida, entre ellos los niños que tienen el corazón despierto y nos llaman bien fuerte para que nunca se duerma el nuestro.

Sabios los reies de Oriente que supieron ver y adorar la fragilidad de un niño pequeño.

Gracias infinitas a la madre tierra que es abundante y mágica.

Sabios los pastorcillos que la conocen mejor que nadie.

Gracias infinitas al padre Sol que nunca descansa como nuestro corazón para darnos su luz y energía.

Gracias a Swamini Danda por despertar mi corazón con tantos y tantos detalles.

Om Shanti.