La persona es, por naturaleza creativa y creadora. Tenemos una energía inteligente ¿Cómo puede ser que, a veces, sintamos desgana, apatía o incluso un cierto cansancio de vivir o aburrimiento? La rutina nos abruma. ¿Cómo remontar este desgaste?

1. creativitat

Nos hemos acostumbrado tanto a hacer, a obtener resultados inmediatos, a ponernos a prueba que, cuando paramos o la vida nos lleva a un parón forzoso, nos sentimos vacíos, desconcertados. Otras veces “no podemos” parar. Nos hemos olvidado de ser, simplemente ser y que de nuestra esencia más genuina, fluya espontáneamente la creatividad, esta creatividad que nos llena y hace crecer.

Muchas culturas orientales dicen que la felicidad, la plenitud, el amor … no se buscan sino que se encuentran. Esto nos puede parecer una pasividad pero al contrario; lo encuentra quien tiene los ojos abiertos, la mente libre y despejada, el corazón vivo, quien sabe adentrarse en el pozo de su sabiduría y creatividad personales.

¿O no adentra el árbol sus raíces en el silencio de la tierra, antes de proyectarse en infinidad de ramas de frescura y novedad? Casi siempre, la solución está dentro de nosotros.

Victoria Azón, maestra de Yoga y terapeuta