Un viaje a India, una huella imborrable en el alma, un tiempo para empaparte de la cultura donde empezó el yoga.

Una de las culturas más antiguas del mundo, donde conviven diferentes religiones en paz y se respira aquella sabiduría ancestral que cala profundo en el corazón e ilumina la mirada.

“En India todo es posible. És el país más apasionante del planeta, ante India todo palidece, es densa, fuerte, brutal, te zarandea, te engancha. Extremada e inmensurable, el viaje hacia fuera se vuelve hacia dentro, tal viaje interior, no es un viaje más, es El Viaje.” (Ramiro Calle)

Los contrastes tan intensos y el caos en las grandes ciudades pueden hacerte sentir que algo se rompe en tu interior. Entonces es el momento de observar, aceptar, vivir y agradecer.

Fundirte con lo que te rodea, sentir como si toda la eternidad te hubiera estado esperando para que vivieras ese preciso instante y descubrir toda la belleza que yace escondida.

Los templos de diferentes religiones y tendencias espirituales, son un regalo, un descanso para los sentidos y un bálsamo para el corazón, al resguardo del bullicio cotidiano.

La visita a la Fundación Vicente Ferrer te hará sentir que, a partir de ese momento, tienes una familia en India. En las aldeas, serás enormemente bien recibido por su generoso pueblo y conocerás su estilo de vida sencillo y humano, aprenderás a despreocuparte de tantas cosas que no son necesarias.

Un viaje cuidado hasta el más mínimo detalle para que puedas descansar, empaparte de vivencias, experiencias, colores, sabores, sin presión ni exigencias, sin juicios, sólo ser «el que observa» y se funde en la experiencia.

Puedes viajar con nosotros viendo algunas de las fotos del último viaje.

Te sentirás renovado, descubrirás el verdadero valor de tu persona y tu propia capacidad de felicidad.

Organizado por Swamini Danda y Rosa Kumar, catalanas casi hindues, dos savias maestras amantes de la esencia del India, que trabajan juntas desde el año 2003 y que, año tras año, garantizan el mejor de todos los viajes: menos horas y más comodidad en los desplazamientos, más tiempo para disfrutar de cada lugar, buenos hoteles para descansar, guias nativos, ir sólo a lugares muy especiales y, lo más importante, ser recibidos por los mejores maestros y sabios… y también compartir clases de yoga, sesiones de meditación y satsangas (clases de contenido filosófico).

Consulta los próximos viajes organizados desde Yoga Ashram.