La “ciencia del Pranayama” es una forma de acceder a la relajación profunda, a la energía vital y a la meditación.

Por ello cumple un papel fundamental dentro del Yoga.

A partir de técnicas de respiración muy estudiadas, podremos acceder al control de emociones no deseadas o nocivas para nuestra salud.

Queremos darle a la respiración, no sólo la importancia de supervivencia que evidentemente tiene, sino también llevarla a su esencia energética y reguladora de los estados de ánimo y emocionales.

Una buena respiración tranquiliza el alma, refresca el espíritu

y alarga la vida