Justo hace dos días que he terminado el curso de Alimentación y Nutrición impartido por la Dra. Blanca Rodés, dentro de la formación que recibimos en Yoga Ashram y ya he incorporado nuevos hábitos en mi alimentación.

Aunque no he variado los alimentos que ingiero, sí que he espaciado la frecuencia en que los tomaba, especialmente el queso, los huevos, la pasta blanca… y he prestado más atención al “cómo” comer, haciendo del comer una meditación en sí misma.

Esta es una manera de “frenar” la ansiedad y realmente se saborea más la comida, te sacias antes y comes menos.

Comparto mi experiencia por si os ocurre que al terminar de comer sabes que te has pasado y has comido demasiado. Eso no te hace sentir bien.

Desde el curso, empiezo a comer de forma mucho más consciente. Siempre que puedo salgo a comer a la terraza, con el sol y dejo para otro momento otros estímulos como la televisión, la música, el ordenador, el periódico, etc…

Así puedo acercarme al silencio de mi mente y no perderme este momento tan importante para mi salud.

Delante del plato de comida hago auto-afirmaciones positivas (cada cual ha de encontrar las que necesite), a modo de bendición.

Todo esto me invita a parar, a descansar y poder saborear y disfrutar de lo que como, estar mucho más tranquila y también muy importante para saciarse antes, me ayuda a insalivar y masticar bien.

Como decía la doctora Maria Teresa Guardiola.:“el agua hay que masticarla y la comida hay que beberla”

Otro hábito que he incorporado es el orden en que tomo los alimentos. No los mezclo sino que voy paso a paso.

Como ejemplo, este orden podría ser: siempre empezar con un poco de agua bebida despacio, a sorbitos.

Sigo con una ensalada verde y termino con un segundo plato que contenga la proteína.

Algún día me hago una infusión digestiva de regaliz con anís, por ejemplo.

El acto de comer cambia totalmente, siento que cada día me cuido más y mejor y eso lo cambia todo.

Sé que, poco a poco, iré incorporando y mejorando muchas otras cosas que he aprendido en este curso pero, con estos pequeños cambios, ya estoy muy contenta. ¡Gracias!

 Una alumna de la Formación de Profesores